De frustrados, pastores y endiablados perseguidores

DE FRUSTRADOS, PASTORES Y ENDIABLADOS PERSEGUIDORES…

Hechos 5. 29: “¡Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres! -respondieron Pedro y los demás apóstoles”.

Monólogo de un Frustrado:

Dialogo es expresarse y saber escuchar, no querer imponer lo que “yo creo”, y mucho menos como en mi caso que no festejo navidad, porque creo que es una fecha pagana y está comprobada; por lo que digo se me quiere tildar de arrogante o de cuantas cosas más; prefiero Hechos 5.29 y defender mi fe y en lo que creo aunque quieran torcerme a ser hipócrita y decir que está bien, para quedar bien con el hombre y traicionar mi fe. Y si quisiera agradar a todos los hombres no sería un siervo de Dios, siervo de Dios con mayúscula; no camaleón que cambia de acuerdo a su ambiente; cristiano en todos lados, con humildad, respeto, pero fiel a lo que cree, siempre orando por los demás; no demostrando en las redes sociales “mis frustraciones” cuando no están de acuerdo conmigo en ciertas cuestiones, Cristo nació en mi corazón un 2 de febrero del año 1879 y es el día que recuerdo con alegría como así el 2 de abril del mismo año en que fui bautizado (¡un “patriarca” de 139 años de edad!). Amigo es aquel que te acepta como eres y en lo secreto ora por vos si cree que estás equivocado ya que el hombre no puede cambiar al hombre aunque demuestre sus frustraciones y falta de madurez en las redes sociales. ¡Dios los bendiga a todos de igual manera!

Respuesta de quien conoce bien al “Frustrado”:

Gracias, amado Pastor; yo creo que sea yo quien está demostrando ejemplo de no ser “leche hervida”. Porque es fácil decir, porque hay, que decir pero cumplir, nada. Y para que usted vea, le voy a demostrar algunas cosas pero con altura, no con vanas palabras: Sus palabras aquí son estas: “Dialogo es expresarse y saber escuchar” Le pregunto, ¿Quién fue el que me dijo: “Si no le gusta bloquéeme? ¿Eso no es querer imponer lo suyo sin escuchar? Eso no es no saber expresarse y tampoco saber escuchar? ¿Y yo que le conteste? “Amén Pastor, Dios le bendiga”. Eso es ser dócil y humilde cuando hay palabras que lastiman; echar un paño de con agua fría. Sus palabras: “siempre orando por los demás” ¿Cómo puede orar por los demás cuando sus palabras demuestran ira al mandarme que lo bloquee? Sus palabras: “amigo es aquel que te acepta como eres”. ¿Usted dice en serio esas palabras? Porque el demostrar ira, intolerancia, enojarse, y mandar al otro que desaparezca, es una muestra grande de intolerancia y no de ACEPTARME COMO SOY según sus palabras. Entonces sería bueno hablar, pero hacer, pues la predicación de palabras sin el ejemplo es vana. Yo nunca me subo al púlpito a decir palabras que no las haya vivido antes, porque el pueblo está harto de charlatanes. Sus palabras: “Y en lo secreto ora por vos si cree que estás equivocado ya que el hombre no puede cambiar al hombre” ¡Jaja! ¿Usted oró por mí en lo secreto sin discutir nada, o salió a sacarme una espada filosa? ¿O lo que usted quería era que yo ore por usted y que no le diga nada nunca? Si era eso, lo pensaré, pero sería lindo que usted aconsejara lo que usted lo hizo primero, y no decir “has lo que yo digo, mas no lo que yo hago”. En fin, amado Pastor. Usted jamás va a lograr que yo le maldiga o le diga palabras hirientes. Siempre lo voy a bendecir y nunca le bloquearé, pues no le voy a dar lugar al diablo que se burle de los cristianos. Bendiciones, Pastor. Aquí estaré siempre para servirle y serle fiel en todo. Un fuerte abrazo y que tenga un feliz año nuevo, si es que puedo bendecirle con estas palabras, no sea que sea paganismo también saludarle por el fin de año y anhelo de un buen año nuevo.

[In] coherencia del Frustrado:

Lea bien lo que escribió. ¡Jajaja! Como buen militar, le gusta imponer de una forma maliciosa. Es cierto que le dije que si no le gusta que me bloquee, y agregué que no tengo tiempo para esto; estoy muy ocupado en las cosas de Dios, como es cierto, y tengo todo el derecho de pedir que no me etiqueten. Un siervo de Dios es respetuoso y si quiere imponer algo, sepa que si no estoy de acuerdo se lo voy a decir, eso se llama personalidad y no ser hipócrita; ahora aclaro: se lo digo por este medio porque usted ‘con mucha humildad’ publicó esto, porque se lo había dicho en privado, pero como las redes sociales es una manera de sobresaltar y ser ¡Uau!  ¡Qué siervo! Usted lo hizo aquí. Bueno, dicho esto lo bendigo en el nombre del Señor, y me llamo a silencio. ¡Bendiciones!

El argumento que dice basarse en Hechos 5. 29, es falluto, vano y luciferino. Pues, fue el Diablo, Lucifer, que siendo hombre quiso subir y ser “igual a Dios” (Ez. 28. 2), cuando que Jesús, siendo Dios “se hizo hombre”. Jesús inició su ministerio llamándose “el Hijo del Hombre”, y tuvo que morir y resucitar para tan sólo ahí recibir el diploma de Cristo (Rm. 1. 1-4). Grande favor hace al Evangelio y a la Iglesia de Jesucristo esta clase de creyentes y líderes que usurparon el título “evangélicos” para parecer cristianos, cuando son arminianistas, satánicos y esotéricos. Sino, lea el testimonio de una “piedra hablando”. Llegamos al colmo en que las tinieblas juzgan a la supuesta “luz”.

En tanto y en cuanto siervos de Dios genuinos viven en el error, es lamentable, pero loable su fidelidad, su amor al Señor, su fe, pero desde el momento que al ser alertados se niegan a cambiar ya comienzan a alejarse de ser engañados y comienzan a convertirse en engañadores, por tanto luciferinos.

El www.portalpadom.com.br divulgó lo siguiente: <<El polémico predicador católico y misionero Rafael Díaz hizo un video afirmando que: “Los evangélicos son iguales al diablo porque usan la Palabra de Dios para manipular a las personas y quieren persuadir a los católicos”. El predicador usa el pasaje bíblico de Mateo 4. 3-4 como un ejemplo de cómo los evangélicos “supuestamente” usan las Escrituras para manipular al prójimo, así como el diablo quiso manipular a Jesús. La cita bíblica que usó dice: “Y, llegándose a él el tentador, dijo: Si tú eres el Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes. Él, en cambio, respondiendo, dijo: Está escrito: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda la palabra que sale de la boca de Dios“. Esto generó grande controversia en grupos cristianos, ya que ellos vieron como una “Blasfemia” y clasificaron al misionero como un hereje. Rafael Díaz, por su vez, aprovechó su video para exhortar a los católicos a “no dejarse engañar por las palabras persuasivas de los evangélicos, pues los protestantes usan apenas las palabras sagradas para cobrar el diezmo en sus iglesias, que dicho sea de paso es algo que no se debe hacer en estos tiempos”. El misionero deja claro para la comunidad católica lo siguiente: “Escúcheme, hermano, prepárese en la palabra de Dios porque un católico instruido no puede ser engañado por esos diablos, llamando así a los protestantes, porque de la misma forma como Jesús venció al diablo, así debemos también vencer, con la palabra del Señor que es el único medio que tenemos de superar las manipulaciones de los evangélicos”>>. Esta es la “piedra que habla”. Entretanto, pondero:

Supina ignorancia de este misionero católico que no conoce ni su catolicismo que siempre predicó los diezmos, ni a los verdaderos evangélicos y al acercarse a los falsos, nos prejuzga a todos y trabaja exactamente en sentido contrario de su Papa. Si somos hermanos, no somos Diablo; y si fuésemos Diablo, él también lo sería, porque somos hermanos. Es un muchacho que encontró una brecha en el Catolicismo para procurar erigirse solo, pero tarde o temprano los mismos católicos le van a derribar. ¿Si lo hacen con “padres” subversivos y reaccionarios, no lo harían con uno sin nombre y sin estirpe clerical?

Entretanto, hermano amado. Tú que congregas en una así llamada “Iglesia Evangélica” cujo “pastor” esgrime ese versículo constantemente, o a cada apriete teológico y de honestidad que recibe, aléjese corriendo de ese elemento tal vez engañado, pero que puede llegar a ser un engañador más, a servicio del Diablo. Los tales no sirven ni para porteros, y se creen iguales a los apóstoles de la Biblia, y encima, juzgan a pastores y apóstoles actuales como que no son. Es verdad que hay una mayoría de falsos, pero estos que se utilizan de la frase “más vale obedecer a Dios que a los hombres” luciferinamente se excluyen, siendo ellos también hombres, por tanto son peligrosísimos para la Iglesia>>.

Aguarde mi próximo libro en español y te sorprenderás de la secta en que te has metido, el ARMINIANISMO. El libro se llamará LITERALISMO BÍBLICO. ¿SALVACIÓN O PERDICIÓN? y firma su autoría TITO BERRY que es mi tecnônimo profesional.

La tiranía del espacio me impide ser específico y ampliamente educativo en la Palabra de Dios, pero al menos trataré de observar el enorme mal que está causando a la sociedad la intolerancia religiosa, mucho más que la ignorancia, tanto del lado católico como del lado de las sectas evangélicas

JUZGANDO EM CRISTO AL MONÓLOGO DE UN FRUSTRADO:

Tal “pastor” abunda en ensimismamiento y exclusivismo; en interpretación bíblica errada y pretensiosamente a su favor cuando se ve sin argumentos ni razones; muestra convicción y una fe particular unipersonal, que le hace auténtico, con personalidad y para nada hipócrita. O sea, una fe que le engrandece a él, le edifica como una gran persona que enseñó por convicciones propias y jamás corregirá sus enseñanzas. Alguien así como un “hijo de perdición” que come con Jesús, descansa alado de Jesús, conversa con él, mientras tanto, un espíritu malo le domina y trama traicionarlo. Luego, dominado por él queda ciego y no hay nadie que le pare en lo malvado que va a hacer. Un tipo de personalidad y que no se deja cambiar! Una persona incoherente, que critica como usan el Internet los demás, haciendo lo mismo que juzga por la Web. Un ególatra que se jacta de no ser idólatra, por lo que demuestra al venerar fechas muy propias y pelearse con quien le marca en un post por causa de otra fecha. ¡Un ridículo! Un fariseo que se jacta de orar en privado, pero avisa en público que lo hace (no haciéndolo), y todavía presume de bueno como para bendecir a los demás después de derrochar chabacano mensaje y una abundante negación de lo que debe ser un verdadero Pastor. ¡Vergüenza total para el Evangelio! El Predicador Católico tenía razón, pero sólo sobre esta clase de negación completa de lo que es el Evangelio de Cristo.

JUZGANDO EM CRISTO AL QUE LE CONOCE AL FRUSTRADO:

En el Periodismo tenemos una máxima: “Lo manifiesto públicamente, debe ser encarado públicamente”. Si es el periodista el que primero hace pública una cuestión, sabrá seguir desarrollándola; dejémosle fluir sin apresurarnos a criticar sus conceptos, a menos que uno sea otro periodista especializado en el tema. La máxima vale para todos los casos; no apenas del periodismo; incluso para la Ley. Pero en el verdadero Evangelio hay otra máxima: “Si les cuento un secreto, cuéntenselo a todo el mundo” del siguiente pasaje bíblico: “No le tengan miedo a nadie. Porque todo lo que esté escondido se descubrirá, y todo lo que se mantenga en secreto llegará a conocerse. Si les digo algo en la oscuridad, díganlo ustedes a plena luz del día. Si les cuento un secreto, cuéntenselo a todo el mundo. No tengan miedo de la gente que puede destruir el cuerpo, pero no la vida que está en ustedes. Más bien, teman a Dios, que tiene el poder de destruirlos totalmente en el infierno” (Mt. 10, 26-28, Biblia TLA).

Los verdaderos siervos de Dios tienen el deber de publicar con sabiduría lo que escuchan en secreto, para edificar, iluminar, sacar a la gente de la ignorancia, y al tratarse de falsos pastores y falsos maestros ensuciando el buen nombre del Evangelio, con mucho más razones. Si alguien cree que tal siervo está haciendo mal en ventilar un asunto en público, entonces que sea coherente y no le contraríe en público.

Aquí quien le conoce al frustrado está actuando perfectamente bien, porque aquél falso pastor es en cierta medida “un hombre público” que con seguridad descarga a su público de ovejas incautas y cabritos sus repugnantes apreciaciones sobre el Evangelio, y al verdadero le incumbe completa, fehaciente y divinamente el deber por ayudar a ese pueblo engañado, y además manifestar al mundo que esa clase de pastores y de “iglesias” no son de veras cristianos ni evangélicos.

Aunque el versículo de Proverbios 26. 17 se refiere a otro caso, lo parafraseo para decir que: ‘Intentar dialogar con un falso pastor es como querer agarrar por la cola a un perro bravo’. El amor y el celo por el Señor, Su Palabra y sus siervos y la Iglesia nos lleva a muchos como este pastor que bien conoce al frustrado a intentar ayudar, y a veces hasta a pararles su vergonzosa ignorancia y su mediocridad y autoengaño, pero terminamos venenosamente mordidos. Aconsejo a este Pastor Siervo hacer algo más fuerte y más contundente, pero con menos riesgos a fin de hacerle saber a la sociedad que esos falsos y mediocres pastores que para colmo son ensimismados y ególatras, obtusos y obstinados que se consideran convictos de la verdad merecen ser completamente impedidos de liderar masas, en favor de la Democracia, el Estado de Derecho, la paz y la sanidad y la seguridad de las personas. Porque no puede uno analfabeto, maleducado y enfermo de alma liderar al pueblo que forma parte del medioambiente que nos pertenece a todos.

Tito Berry Apóstol   

3 thoughts on “De frustrados, pastores y endiablados perseguidores

  1. Eli.ata hern disse:

    La fe es una semilla divina inplantada en el corazon la cual alimenta una virtud que da conviccion y certesa a Los individuos q la poseen es como un insturmento o arras de promesa provinientes de la sabiduria de la q clama todo el dia. Q se describe en probervios.
    Lo demas es desgastante y sin provecho. Alejense q no es bueno el desgaste desprovechoso

  2. Eli disse:

    La fe es una semilla divina inplantada en el corazon la cual alimenta una virtud que da conviccion y certesa a Los individuos q la poseen es como un insturmento o arras de promesa provinientes de la sabiduria de la q clama todo el dia. Q se describe en probervios.
    Lo demas es desgastante y sin provecho. Alejense q no es bueno el desgaste desprovechoso

  3. Realmente sin palabras, lástima que no soy capaz de ver esos detalles tan finitos en que esas personas quedan en evidencias.
    Hay tanta miseria cristiana que por algunos momentos se parecen a lo genuino pero no pasan de burdas charlatanerías, y eso solo lo detecta quienes como tu viven investigando y ello te da ciertas facultades que no me son alcanzadas por mi.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *